Los Sábados Del Cerro Colorado


Los Sábados Del Cerro Colorado
(Atahualpa Yupanqui)

Lunes, martes, jueves, viernes
Y al fin sábado cayó
Como dándole resuello
Al criollo trabajador.

Al clavarse el mediodía
Ya se pudo divisar
Dos o tres gauchos pasar
Pal’lao de la pulpería.

Y aunque se ven cada rato
Siempre se han de saludar:
“¿su gente?-Bien. ¿Y la suya?.

Y... por casa, regular...”
Los convidados ponen cara
De no saber beber,
Y el pulpero sirve vinos
Porque ya aprendió a leer.

Y el mismo tema de siempre:
El maís, las vacas, el líon
Que casi llovió antinoche,
Que ayer se encajó un camión.

Por áhi una tranquera bate
Su golpe en el esquinero,
Y el que viene de a caballo
Siempre saluda primero.

El viento ha traído de lejos
Como de motor un ruido
Y lo escuchan varios viejos
Con los cogotes torcidos.

Pasa de largo en su zaino
Tristán Saire, el jubilado
Y saluda al paisanaje
Con aire apatronado.

Llega Justino Contreras
Paisano muy caballero
Y al dentrar se agacha
Pa’ no abollarse el sombrero.

Se oye a Ramírez
“termine mi amigo, tome”,
Y en eso llegan los Bustos,
El soltero y el que come.

Don Samuel anda por áhi
Con taba ficha y apronte.
Y ya se mira venir
La mozada del desmonte.

Los truqueros se conversan:
“Ya te la vieron, jugala”.
Y por áhi dice el rifero:
“vamos pal’lao de los talas”.

Unos van otros se quedan,
Nadie se apura por nada.
“La tardecita está linda.
Mejor está la tomada”.

Por áhi como un remolino
Se produce entre el gentío.
Es que llega Nicanor
Cargao de mujererío.

Esa larga, queso fresco
Pa’ que meriende la tropa:
“buena hacienda ha traído al pueblo
El patrón de Juan sin Ropa!”

Y mientras algunos bailan
Gatitos y chacareras
Allá en los talas las pilchas
Pasan pal lao de Contreras,
Sobre una suerte clavada
Con un montón de alpargatas.

Y... alguno consigue el queso
Y los demás se van en patas!
¿Qué se rifa?. Carne tierna,
De una vaquillona flor.

La vaca se vuelve toro
Si el dueño es el perdedor.
Sobre las piedras del Cerro
La noche cayendo va.

Quedan pocos tabeadotes,
Se está raleando el talar.
Con un nieto la falda
Don Rocha charlando está.

Por áhi larga el changuito
Y hace una gárgara más.
Armando su cigarrito
Medio tembleque y viejón

Se sabe ver a Don Sosa
Afirmado en el paredón.
Como soldado con licencia
Siempre apurado al tranquear
Y atendiendo a la mozada
Anda don Carlos Guzman.

En tobianos y tordillos
Llegan los Argañaraces.
El cuero que traen en bolsa
Se convierte en bataraces.

Se han prendido los candiles.
Algunos se han puesto en farra.
Por áhi tuavía galopian
Los chango de Don Ibarra.

Allá por detrás de las chatas
Se asoman varias chinitas.
Más tarde, sin que las llamen
Ya se arrimarán solitas.

Así es el fin de semana
En el Cerro Colorado.
Y nadie diga mañana:
“este cuadro es mal pintao”.

Festivais

CD/LP